Step by step

Es imposible e inevitable la comparación entre una maternidad y la otra, entre un embarazo y otro….y si, son dos maternidades, porque nosotras somos distintas.

Con Juana fui muy cuidadosa nivel obse, con Clara soy más relajada. Entiendo que en el contexto en que se dan las cosas suma o resta. Yo siento que Clara me sano, y no porque haya venido a eso, naturalmente me mostro que no todo comienzo de maternidad está lleno de dolor, miedo y tristeza, ella me mostro que existen los puerperios sin llanto, que la noche no es sinónimo de muerte y que ella podía llorar sin que su mamá pensara que se le iba a abrir los puntos y le iban a saltar las tripas por el aire….porque acá no había puntos, porque acá no había una mamá con miedo, porque nadie se muere de llorar.

Me costó mucho eso. saber que Juana sobrevivía sin mí, y en Agosto con un embarazo avanzado de Clara cambio todo, Juana empezó el jardín todo el día y ahí me volví mejor, mejor persona, mejor mamá, empecé a ver que mi tiempo libre podía usarlo y lo use y me fui a desayunar sola con mi panza, fui al shopping, a caminar, me reencontré y me gusto…Juana me mostro que disfrutaba su espacio sin mí y no me sentí mal, me alivió ver cómo también podía ser feliz en su mundo.

Escuche muchos, salí, hace, estas en un pozo, movete, pero si no lo siente uno el contexto y el entorno son de palo, el cambio es desde uno, al tiempo propio, no a los consejos desde realidades diferentes, ni mejores ni peores, diferentes.

Concluí que si bien el escuchar nos enriquece tenemos que limitarlo para no lastimarnos viendo como aun nuestro yo no está preparado.

Hoy a mi tiempo, me hago mis espacios, empecé a ocuparme de mí, salgo sola y hasta tengo un trabajo que estrenare la semana que viene conjunto con un gimnasio.

 

TIEMPO AL TIEMPO.

Relato de mi parto VOL II

C6-Si, 21 de Septiembre, estoy conforme con la cantidad de semanas a las que llegamos, es lunes y me da margen con mi otra hija y que sea a la mañana porque así voy a dejarla yo al jardín. Listo Doc.-

Así tan frio como lleno de amor, porque también me estaba ocupando de mi otro bebe y porque todo estaba pensado en pos de priorizarlas a ambas.

Y mucho más tranquila que otra vez, quizás porque no había sustos por temas de salud, disfruté…

Un pésimo día de frio y lluvia.

Fuimos los 3 (4) al jardín, con un nudo en la garganta, el único nudo que se armó en cada vez que en el embarazo se me ocurrió pensar en esa foto…ir a dejar a mi hija en el jardín y meterme en un quirófano. Todo puede salir bien como también puede fallar…y si pasaba lo segundo ese momento de ir a dejarla en su jardín podía ser el último con ella. Cada cual con su historia; volví llorando las dos cuadras que separan mi casa del jardín, nos esperaba mi cuñado para llevarnos porque habíamos vendido el auto (no vendan un auto por parir), llegamos y entre admisión y papelerío en 10 minutos estábamos en la habitación que me vería más despierta que dormida los próximos días. Definí cual iba a ser la primer ropa de Clara, la mía, cómo y donde quería poner lo que había llevado, después de todo esa iba a ser mi casa algunos días y me hice el baño de Pervinox.

Conteste mensajes de amor de amigos, de buenos deseos, de fuerzas de gente que sabía que ir a parir para mí tenía un contenido gris…y me dormí, dormí una siesta hasta que vinieron a buscarme.

El quirófano estaba abierto como una vidriera y mi marido entro casi cuando me estaban abriendo y porque lo exigí casi de mala manera frenando el “Arrancamos?”, con un “Acá no arranca nada si no entra mi marido”. Me sentí bastante mal los minutos largos anteriores a la cirugía, sola, en bolas, con frio, expuesta a los que pasaban, solo el anestesista fue dulce y contenedor…pero intente concentrarme en lo importante, aunque todo eso me angustiaba, aunque la hora marcaba que mi otra hija a un par de km a juzgar por la hora del reloj del quirófano estaba almorzando, aunque tenía miedo, aunque la otra vez había sido con un dolor que rosaba la inconciencia, siempre “la otra vez” marca, para bien o mal la referencia es esa.

Llegó mi obstetra, me besó, Gaby ya estaba conmigo, era cara conocida y yo confiaba en el…entró mi marido y ahí vamos…

Salió.

No dije ni “Hola mi amor”, ni alguna dulzura similar.

Solo dije “Porque no llora?”.

Corrieron el telón y la vi saliendo desde adentro de mí. Una pelotita azul, muda. Se paró todo el mundo…

Lloró….

Arrancó el mundo de nuevo…

A los dos días me entero que tenía doble circular en el cuello por eso no lloró y por eso estaba azul.

Me la sacaron entre 3…Fue mucha la fuerza que hicieron, estaba como sopapa y arriba.

Se la llevan, mi marido recibe el mismo pedido que la primera vez, “Seguilla”. La cirugía tardo bastante más porque me hizo arreglos en la cesárea anterior que tenía keloide. Cerraron y volví a la habitación, no recuerdo mucho, solo que Clara no estaba y no llegaba…luego me entero que la estaba ayudando a respirar por la circular.

Y ahí empezamos, era una bolita de 45,5cm y 2,850kg que vio mundo a las 12.23, justo cuando su hermana llevaba 23 minutos durmiendo la siesta en el jardín.

Vino familia, vinieron amigos pero todo en paz.

La noche fue dura, se quedó mi mamá y no fue fácil, “Que tu leche no sirve”, “Que tu pezón tampoco”, “Llama y pedí formula”, “Esta nena llora de hambre”. No fue de ayuda pero era a lo que podía acceder para que mi hija más grande pueda estar en casa con su papá.

El segundo día fue mejor vinieron amigas que me hicieron la vida fácil, me ayudaron para que pueda dormir un rato y me dé una ducha, empezó la peregrinación de médicos, en el medio mi marido de trámite en trámite porque al día siguiente de tener a Clari nos entregaron el auto nuevo.

Y llegó la tarde, y llegó Juana a conocer a su hermana, Clara le había traído desde la panza una pizarra que al día de hoy cuida como nada…y la vio y se rió y la besó y arrancó lo que cada día me conmueve, el amor inconmensurable que le tiene…

Y otra vez la noche. En nadie confió mas en el mundo que en el…pero yo quería estar con ellos en casa, recibir fotos de mi Juana en casa era devastador.

El alta llegó. Nos fuimos los 3 en auto nuevo un 23 al mediodía. Llegamos a casa, almorzamos pizza y venía un gran momento, ir a buscar a Juani al jardín, iba a ser la primera vez que vea a su hermana en casa y a su mamá de vuelta para siempre. Llegó y el amor estaba cómo desde hace siglos ahí, con naturalidad y sencillez. Besos, abrazos, inclusión en TODO….todo es para Clari desde ese día.

Tuve miedo, hubo momentos que la pase mal, en el embarazo y hasta que volví a casa, pero siempre tuve soldados que sin miramientos estuvieron ahí queriéndome y apoyándome a pesar de todo.

No se cómo vivía sin Clara. No sé cómo lo hice de a tres.

 

 

 

 

 

 

 

 

32

No fue un embarazo muy comunicativo a nivel blog.

En términos generales fue…es un embarazo muy distinto, básicamente porque tengo una hija afuera que requiere mi atención casi absoluta y eso a veces no me permite conectarme como con el primero, por falta de tiempo quizás. Tampoco soy necia, no amé este embarazo cómo el primero desde el día 1, fueron otros los tiempos del amor, pero si se que hubo un hecho bisagra, hace unas semanas cuando di fin a una situación dolorosa que me ocupaba mucho tiempo me pude conectar mejor y casi de forma instantánea cuando termine con ese tema y di el ultimo enviar con los adjuntos en un mail comencé con mucha ilusión a mirar todo lo que había comprado para ella y soñé, sigo soñando con verla.

Estoy asustada, si. Hoy entro en la semana 32, semana en que con mi primer embarazo todo empezó a ir de mal en peor. Sinceramente evito conectarme con la lógica y con la gente que intenta aplicarla “Nada indica que vaya a repetir”, ya lo sé genio de la medicina y la psicología, es lo que mas claro tengo y es por esa única razón que no estoy exigiendo control a diario y aun me mantengo en mis cabales. Estoy asustada porque en ciertas cosas vuelvo a ser primeriza, me angustia saber que la pediatra me indico ver a la recen nacida en tal fecha luego de nacida, cuando yo ese dato no lo tenia…nada de lo que sucede en los primeros días de un bebe yo lo viví con normalidad, me robaron cosas que hoy sano con el amor de la gente que me tiene paciencia y me quiere sin pretender superación, si no solo estando, a Juana le robaron cosas que Clara va a tener y eso sigue ahí, latiendo y en cada bombeo sangrando. Gran parte de la sanación fue enviar ese mail con un final para una etapa, yo tengo mis tiempos que a veces cuesta entender que son los propios, los de nadie mas, a mis formas lo intento y logro cosas que para mi son enormes.

32 Y CONTANDO.

1 Y 1 = 4

A mes y medio de cumplir 2 años del primer test positivo. Me encontré en el baño también, pero de otra casa y no éramos dos, si no tres adentro.

No me puse feliz ni llore de alegría, más bien se me vino el mundo abajo, mi hija empezaba el jardín 15 días después de ese 6 de Febrero del test y yo tenía pensado recuperar mi cuerpo, mi tiempo, las cosas que amo hacer, había caído en la cuenta que hacía más de 2 años que no cortaba un mosaico, que no me ensuciaba las manos con cemento, mucho que no escribía…me cayó pésimo llegar a esa conclusión, pase casi dos años sin leer ni mirar películas ni series…cosas que también amo y fuera de lo que se piensa, no fue por mi hija. Fue por mí, yo me quedé, yo me frené, yo me tomé en serio el hecho de haber dispuesto junto a mi marido dejar todo para criar a J. No me arrepiento de nada…seguiría eligiendo ser yo quien se la pase cocinando elaborado para que ella coma sano y hecho por nadie más que por su mamá, no me arrepiento de haber sido yo quien pudo quedarse con ella en cada enfermedad, de haber sido yo la única que lava y plancha su ropa porque así lo dispuse desde siempre. Tengo amigas que no hacen esto, son igual o mejores madres que yo. No se trata de la meta carcelaria a la que yo misma me sometí, pero entiendo hoy, a 1 año de haber renunciado a mi trabajo y de no trabajar hace 1 años y 4 meses, me exigí esto porque no se rascarme las bolas. Me genera culpa dormir la siesta de vez en cuando y no estar hostigada y cagada de calor en la cocina, porque yo sé laburar, siempre labure y esto que hago hoy es el laburo mas tedioso y menos reconocido por nosotras mismas y por el mundo que existe, pero no me lo creo.

“Vos porque no laburas…”. Dale campeón quedate tranqui que estar con un bebe 24 horas no es un laburo. Anda y comprate un heladito.

Retomando parte llanto por nuevo embarazo, hablando mucho con amigas y luego de que una en particular me mande vía whatsapp a modo de golpe bajo un link de Youtube donde tenía los videos de la clínica donde nació su hija mayor, recién parida, emocionada, enamorada, llegue a la conclusión que mi problema no es otro hijo, mi problema es el embarazo. Lloré mucho con ese video, ahí sentí que quería ya a mi bebe conmigo, lo que no quiero es estar embarazada…Es agotador y engorroso, es despersonalizante. Sos la del análisis de sangre, la del pap y colpo, la del tacto, la de las nauseas, la que se le cae el pelo y le salen granos, la que hace pis 100 veces por día y tiene hongos vaginales 25 de 40 semanas de embarazo, sos “MAMI”, sos la rata de laboratorio a la que pinchan, la que se toma 100 litros de glucosa para un análisis, la que abren, revuelven, cosen, la que las tetas se le hinchan los pies también. ES UNA CAGADA ESTAR EMBARAZADA, que no les mientan, porque como dice una amiga amada TODAS MIENTEN.

Me encuentra más serena, mejor plantada, sin listas interminables de preguntas al obstetra, ni en casting eterno para conocer uno. No sé si es mejor o peor que se lleven 1 año y 10 meses que es la edad que va a tener mi hija cuando nazca su herman@. No sé si estoy loca o si esto en 3 años habrá sido una decisión acertada. Este será mi último hijo.

Así recomienzo este blog que arme el día que con mi marido, #ElTipo decidimos que queríamos ser padres y juntos.

SEGUNDIZA, AHÍ VENGO.

Las vacunas. Otra Vez Sopa.

Gran articulo, que habla con una gran claridad de la viralizacion por el boludeo mismo de hablar sin saber.
Que si las vacunas producen autismo, que si el autismo arranca a los 10 minutos de aplicada, que “No me vacune y no me enferme nunca” estos y otros éxitos oigo y leo a diario en las redes sociales, que están plagadas de “minitas” que juegan a ser señoras con ruleros “cool” que desde lo mas insensato del mundo siguen hablando sin saber enarbolando la bandera de “Mis decisiones no son respetadas, mi cultura de chuparme un apio por día es sensata y natural para hacerle frente al Ebola que arrasa”
Madre, desde ya que la alimentación hace la diferencia pero vivimos en un mundo donde el coliflor no te va a salvar al pibe de que se muera de un virus.
No me voy a cansar de repetir que no vacunar es delito a la salud publica y que tus derechos de elegir no pueden ir contra el bien común.

Lean este gran articulo. Corto y al pie.

Boluditos de la Luna

La muerte la tengo YO.

Busque, me acerque a madres, a futuras madres, a madres en serie, me informe, aplique, investigue a riesgo -que asumí y padecí- de escuchar que era una maquina de programar, que “Que fluya”.

En mi no fluye nada, yo soy esta maquina que llevo su behind the scene de pre maternidad como pudo, mas bien, como supo, controlando y fiscalizando que nada este librado al azar, no me arrepiento, hoy sigo siendo así, pero algo se me escapo de las posibilidades…

Con un embarazo avanzado me dicen que algo no andaba bien, que había que controlar, y controlamos y seguimos controlando, mi deseada con las uñas y los dientes y el amor y la pasión llegó un 1 de Diciembre; el 4 escuche que nos felicitaban por el estado en que nos daban el alta, no había perdido mucho peso como suele ocurrir en los recién nacidos, y a casa, felices, comiendo perdices, mi bebe era la beba del milagro, sus problemas habían desaparecido.

Entre ese control que no deje “Que fluya” me creció un sobre hueso en el corazón, en ese sobrehueso hacia eco el latido de mi hija, yo también controlaba sus latidos desde esa torre de control…mi corazón; ahí supe, o mejor dicho, desde esa torre, mi sobrehueso que nada hacia parecerlo, pero que ALGO andaba mal, lo se, lo sentí, me lo calculo el Excel del fondo del alma, y si…algo estaba mal, muy mal y la terapia intensiva horas después nos hacia frente como una minita resentida porque el novio la dejo por vos, venia fuerte, venia sigilosa, venia como una hija de puta a escondidas…

“Te la podes llevar, pero no hay tiempo para perder” me decía un señor que jamas en la vida había visto vestido de verde, hermoso, impoluto para entrar de gala al quirofano…”Firmen la autorización”.

y así, la elegancia verde se llevo a mi sobrehueso, a mi eco, a mi ser, a mi todo.

Salio, saben?, salio viva, salio con esos ojos del tamaño “Ojos iguales a los de mi papá”, que no había abierto en dos días.

Y desde ese entonces lo ultimo que escribí fue sobre ella, porque mi vida entera es ella y su historia de encontrarse desde la mierda con mi doble AA querida y ella me dijo que el exorcismo se escribe o la escritura nos exorciza, el orden no nos altera el producto en este caso

Yo no pude, no supe, no quise. Tiempo después hablando de miedos, que ilusa, miedos digo…TERRORES con mi “Lusia” ella que es una sabia me dijo, “La muerte la tenemos nosotras, no ellos”, me abrió la cabeza a hachazos, y acá estoy, llegue con miedo, me abrí un vino, abri la notebook, me distraje adrede, le conté a “la guardia” de Whatsapp Tribal que había escrito solo el titulo y llore y Anita y La Mushi me empujaron.

Todavía me queda mucho, ahora mismo si estuviese hablando, tendría que parar. Me queda mucho para procesar, me quedan sesiones con mi gran psicólogo, me quedan litros de lagrimas. Ojala algún día pueda entender que en cada fiebre, en cada eruptiva, en cada angina mi hija no se va a morir, porque la muerte la tengo yo, no ella…mi sobrehueso late mas fuerte que nunca.

Gracias De Luca por el titulo, por la frase, por el llamado cuando lloro, nuestros pibes están tan vivos que nos van a matar.

El lazo rojo

 

Para mi amiga @estaquetepario

“Ojala que Juana nazca el día que me operan”

“No llega boluda, si no nace para el 4 de Diciembre me inducen”

Y no comienza en ese comentario, empieza antes, empieza por Enero 2013, cuando el cuerpo me pidió ser mamá que fue justo cuando él me pidió ser papa.

Lo que sigue? Ufff. Embarazo mío, mudanza de ella a La Pampa y un diagnostico que esperábamos también con http://demafaldaasusanita.wordpress.com/ que mató lo vivo, nos dejo sin palabras, nos saco todo. Ángeles tenía cáncer, si así, de simple CANCER, tan joven, tan llena de vida, tan amorosa, tan mamá, tan #algundiaesposa, si, CANCER, llamemos a  las cosas por su nombre.

Y no sé que pude, no sé que supe, creo que luego de varios mensajes en silencio, leí lo que no pudo escribir y me brinde, como pude…

Fue todo rápido, mi panza crecía, el cáncer también, la vida y la muerte estaban en el mismo lugar de dos personas que se querían mucho.

“El tratamiento lo hago en Buenos Aires, en unos días me vuelvo, mi hermana se va a quedar conmigo y Vicente”, si, aparte de tener cáncer tenía un hijo de un año. DISNEY WORLD SU VIDA.

Su #algundiamarido la pelo, se pelo él y así fue. Un día, aprovechamos un reposo mío para abrazarnos. Ahí estaba ella, con su flacura, su pelada, su hermana niñera/madre/enfermera y ese rubiecito que me volvió loca. Nos amamos igual o más que cuando no nos habíamos visto la cara.

Jueves cada 21 días, la piña como le decíamos, quimio. Fueron muchos jueves.

Un día se terminaron las quimios, había que operar.

Yo reventaba como un globo.

Y volvemos al inicio de este post:

“Ojala que Juana nazca el día que me operan”

“No llega boluda, si no nace para el 4 de Diciembre me inducen”

Juana fue una cesárea el 1 de Diciembre, rompí bolsa, Domingo.

El 4 nos vinimos a casa, ese mismo 4 a la noche mi Juana, estaba internada en terapia intensiva, vomitando bilis.

El 5 a Ángeles la operaban a las 16hs

El 5 todavía no sabían que tenía Juana, que seguía en terapia.

El 5 la metieron a Ángeles en un quirófano.

El 5 a las 20HS metieron a Juana en otro porque se moría, la operación de Ángeles continuaba.

Ambas con cuadras de diferencia adentro de un quirófano la estaban peleando.

Juana salió y solo se me ocurrió escribirle a ella, que aun seguía adentro “El lazo rojo las une”

Se salió con la suya. Ni el cáncer la hizo buena.

Juana nació el 5…Cómo ella. Cómo quiso.